App de masajes a domicilio se reinventa

*Scape crea página on line con línea de productos de belleza y bienestar

Helle Jeppsson Co fundadora de Scape, app de masajes a domicilio, explica en entrevista con Entodomx cómo su empresa vio muy afectada por la propagación del Covid-19, al tratarse de un servicio de contacto físico, por lo que tuvo que diversificar sus actividades con la venta de productos de belleza y bienestar, principalmente para favorecer a las y los terapeutas que laboran en su organización y continuaran con la percepción sus ingresos económicos.

Scape fue creada hace tres años por la egresada de la Universidad de Gotenburgo, en Suecia, de la licenciatura de Administración de empresas, así como por José de Murga y Adrián Martínez y comenta que ha sido toda una aventura incursionar en el mundo de las aplicaciones y la que ella dirige “es como Uber”, precisa, donde tanto sus clientes como su plantilla de colaboradores, se tuvieron que familiarizar con esta tecnología.

Y el ofrecer faciales y tratamientos de relajación corporal en los hogares y oficinas de quienes lo requerían por medio de la mencionada aplicación, sin tener que trasladarse a ningún spa, desde el inicio, tuvo una gran aceptación “gracias a los influencers”, reconoce Helle. “Ellos posteaban en su Instagram este servicio y las personas se imaginaban como sería en sus propias casas y nos buscaban, además la recomendación de boca en boca nos favoreció bastante”.

Pero como en toda historia de éxito, existe un villano y este fue el coronavirus: “Cuando empezó la pandemia fuimos de los más afectados, porque nuestra actividad implica contacto físico. Algunos negocios en México lo pasaron mal. Muchos tuvieron como disminución de ventas, pero nosotros realmente vivimos de un día para otro un cierre total, de cien servicios, a venta cero, el nicho de belleza al final estuvo muy perjudicado”, dice Jeppsson, quien cuenta con una maestría en Relaciones Internacionales por parte de la Universidad de Georgetown, en Washington D.C.

La experta en negocios continúa: “Fueron momentos muy difíciles, cerramos casi cinco meses, tuvimos que reinventamos, lo que hicimos fue meternos al mundo del retail, comenzamos a buscar marcas vinculadas al sector del bienestar, de belleza y con esas ventas fue con lo que sobrevivimos, con lo que logramos mantenernos a flote. Hace como mes y medio lo transformamos y lo convertimos en una tienda on line y salimos de la pandemia, digamos que más fuertes”.

Lo anterior, explica Helle, (hija de papá sueco y mamá Noruega), es porque con el home office y el hecho de que las personas permanecieran mayor tiempo en sus domicilios “descubrieron que se pueden hacer muchas actividades las cuales antes hacían en la calle y nosotros de alguna forma hemos sido favorecidos con esto y mucha gente que no había probado antes un facial en sus propia casa ahora lo hace y además tenemos este negocio nuevo que es la venta de

productos de retail, una página que se llama Scape Lifestyle y trabajamos con muchas marcas de belleza.

“Yo siempre digo que de todo lo malo siempre sale algo muy bueno, porque esto no solo nos benefició a nosotros, sino que a también a las terapeutas. Tenemos un equipo de seiscientas y con la comisión por ventas logramos sobrevivir todos en la compañía, entonces ahora esa herramienta, tanto para ellas como para nosotros, significa un nuevo canal de ingreso”.

Helle hace una reflexión en torno en que no se piensa que la profesión de las terapeutas “es muy física”, y dependen cien por cien de las manos, “con una lesión de un dedo pueden estar un mes sin trabajar. Somos el único negocio en México que hemos creado una estructura de comisiones en la plataforma on line. Ojalá muchos tengan esta modalidad para beneficiar a sus trabajadores”.

En el tema de la inclusión, Jeppsson confirma que el 92 por ciento de las masajistas son mujeres y para ser parte del equipo de Scape, tanto ellas como hombres deben de tener un título de terapeutas, cartas de referencia y les hacen una prueba para ver su nivel técnico, entre otros requisitos para conformar un equipo muy profesional y confiable.

En cuanto a los artículos que ofrecen en la web, la entrevistada menciona que “tenemos de todo en cuanto a los productos, trabajamos con marcas distintas… hemos traído en exclusiva, de Estados Unidos, unas botellas que purifican agua para intentar bajar el consumo del plástico en México, por eso le pusimos Life Lifestyle a los productos que son de bienestar, de buen nivel, tenemos unos de masaje facial, máquinas para los problemas de acné de los adolescentes, artículos pensados para todos, tenemos una línea de maquillaje juvenil, y queremos incluir más”.

Helle Jeppesson manifiesta sobre el futuro de Scape: “Nuestro negocio principal siempre va a ser la aplicación, porque fue nuestra razón de ser. Tenemos tres años y medio que la abrimos y hemos crecido mucho, ya estamos en 17 ciudades en México. Lo que nos da mucho gusto es que una vez que prueban un servicio lo vuelven a pedir, les está gustando mucho, desconectar en tu casa es muy útil y practico, que alguien pueda ir a la hora que requieras es un buen servicio, que además el tema de la pandemia ha descubierto, las horas de movilización te las ahorras y son muchas empresas que se han beneficiado de los servicios a domicilio y se ha descubierto que nunca va a dejar de estar de moda hacerte un facial o masaje”.

Helle acepta que el tema de la tecnología al principio fue difícil para las personas de mayor edad, a diferencia de los jóvenes están inmersos en esta modalidad, pero reconoce que en el confinamiento mucha gente aprendió a usar las apps, “fuimos como la primera empresa en el territorio mexicano en dar este servicio a domicilio en México y la barrera era romper el concepto de que la gente asociaba un spa fuera de su casa y mucha gente asume que somos caros, pero por el tipo

de servicio el costo es adecuado, mi precio de 60 minutos a domicilio es de 890 pesos, tal vez algunas personas no lo pueden pagar, pero a veces algunas mujeres se juntan para hacerle un regalo a una amiga, o existen parejas que ahorran para darse su masaje en su aniversario y me da ilusión que muchas personas quieren este servicio y de lo que paga el cliente, un buen porcentaje va para la terapeuta”.

Con ese entusiasmo, la empresaria, afirma: “Esto tiene muchas horas de labor detrás para que todo funcione como relojito, nuestra aplicación es muy avanzada, le hemos invertido mucho. Mi socio es programador y creó toda la estructura, a las terapeutas les costó trabajo, pero después todo fue fácil.

“Nuestra ilusión es abrir mercado el próximo año en otros países del continente americano esperamos comenzar a fin de año en Colombia y después queremos llegar a Chile, Perú, Brasil y Estados Unidos, y poner la banderita de México de Scape a nivel internacional”, concluye.

Texto: Carmen Sánchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *