Arte pictórico como testimonio de tiempos de cambio

*“Tiempos de ruido y silencio” es la exposición que Krizia González exhibe en Casa Milán

Por Carmen Sánchez Dávila

Krysia González, quien actualmente presenta la exposición individual “Tiempos del Ruido y el Silencio”en Casa Milán de la CdMx, no sabe si su obra pictórica trascenderá en un siglo, pero se encuentra convencidade retratar en sus lienzos una época de cambios.

Con más de 13 años de carrera profesional en las artes plásticas, Krysia realiza actualmente un Doctorado en Artes y Diseño en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y ahora expone en dicho espacio de la colonia Juárez, tres series inscritas en el paisajismo, expresión que opina, está vigente.

“De eso justamente va mi tesis, de un nuevo resurgir, nunca se ha ido el paisaje, siempre ha sido un género latente. Siento que en las últimas décadas de este siglo ha tenido una fuerza renovada”, dice la artista para quién en una pintura, se puede dejar un testimonio distinto de la urbanización, distinto a la deuna fotografía.

Asimismo, a la serie “Tiempos del Ruido y el Silencio”, que Krizia González pintó antes, durante y después del encierro por la pandemia del Covid 16, la integran “Postales”, con dibujos hechos in situ, en el mismo formato de las tarjetas que se solían mandar a los seres queridos como recuerdos de un viaje. En el tercer núcleo de la exhibición descubre, “ Tierra prometida”, inspirada en una obra de William Shakespeare, donde confluyen la poética del caos y el naufragio.

“La verdad se siente muy extraño volver a los espacios públicos, porque igual cuando estaba pintando, como que no contemplaba yo ese momento, era como trabajar de forma utópica por así decirlo o con la esperanza, como en la espera de que algo cambiaria, no sabíamos en qué momento podría suceder”, comenta la artista y nos habla de cómo surgió su reciente obra.

“A las obras que ya había trabajado le agregas el factor pandemia. Se empieza a tejer la serie que al principio era una pieza, me interesó e hice otra y otra hasta que se conjunto toda, que seguirá porque,aunque hayamos hecho la exposición, continúa el proceso pictórico que me llevará a otros lugares, pero fue como un flujo, ir escuchando lo que el cuadro interconectado te iba dando”.

Lo anterior lo menciona Krizia. Ella estudió danza y la música, el movimiento se encuentran presentes cuando pinta y así refleja las calles del Centro Histórico, desiertas y húmedas como se ven en “Tierra prometida” donde explora paisajes oníricos: “Por primera vez en mi producción pude hacer algo que no fuera en un escenario en específico y aproveché para hacer exploraciones clásicas, sobre todo en la materia y en el tema de la ciudad realmente tengo un interés, aunque no sea una mimesis exacta del lugar tu puedas ver como si fuera un recuerdo”

Por otro lado, González señala que la base de la exposición es el acrílico, porque es “una técnica que aparte de ser de origen mexicano es versátil, tiene mucho para explorar y en esta producción hay opciones demasiado visuales en la cuestión del color y de posibilidades matéricas y un flujo que me ha permitido esta velocidad del principio del acrílico, no solo con la rapidez de su secado. También utilicé técnicas de agua o sea tintas en cuanto acuarelas y todo lo que tiene que ver con aguas, para emular esa sensación de caída para dar esa sensación de flujo y de humedad”.

Desde el inicio de su carrera, Krizia ha experimentado momentos especiales como su primera exposición en Ensenada, Baja California, donde se vendieron todas sus piezas y aunque reconoce que ha pasado situaciones difíciles como cualquier persona que ha escogido el arte como su expresión, se siente satisfecha con lo logrado.

“Me siento muy contenta de las personas que me han ayudado para poder materializar algo que empieza conviaje que parece súper lejano y te encuentras obstáculos de todo tipo, pero pasan y de repente ves tus cuadros en las galerías o en un museo y es una satisfacción que dices, es una parte de esa historiaque se construye en ese instante”.

En ese sentido, la artista explica que representa para ella que su obra pueda trascender en el tiempo ya sea nacional e internacionalmente: Trascendencia. No puedo saber si mis pinturas van a trascender, se verá en el futuro, de ser así me daría mucha curiosidad a saber la percepción de que se tiene, para mi esto ha sido especial, debido a que esta serie estuvo producida en un contexto social distinto tanto en México como en el mundo”.

Cabe mencionar que para esta exhibición se ha preparado un catálogo y cuenta con la participación especial de Luis Argudín, Profesor de la Facultad de Artes y Diseño de la UNAM, quien escribió un texto inédito en torno a la serie que da nombre a la muestra, así como del reconocido artista visual y ensayista Otto Cázares quien redactó una introducción para la serie “Tierra Prometida”. 

¿Dónde?

La exposición Tiempos del Ruido y el Silencio, estará abierta a partir del jueves 23 de junio y hasta el 30 de julio del 2022. En CASA MILÁN (Milán 41, colonia Juárez) 

ACCESO GRATUITO

Lunes a viernes de 11:00 a 18:00 hrs. 

Sábados de 12:00 a 19:00

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.