Las Mujeres como pilar económico de los hogares

Jesús Álvarez, Vicepresidente Sénior y Director General de Herbalife Nutrition México.

La pandemia tiene gran impacto en todas las personas, en todos los aspectos de nuestras vidas, y los seguirá teniendo por generaciones, en la salud, nutrición, empleo, negocios, relaciones familiares y personales, acceso a educación, movilidad, servicios, Internet, financiamiento, entre muchas otras. La sociedad en la que vivimos se está reconstruyendo, y esto representa una gran oportunidad.

Una etapa tan complicada como la que actualmente vivimos nos deja muchas lecciones y aprendizaje, nos plantea numerosos retos y riesgos, pero sobretodo, nos da la coyuntura para enfocarnos en lo importante: el bienestar de las personas.

Por muchos años, los estudios científicos nos han demostrado que gran parte del bienestar de las personas proviene de una mente y cuerpo sanos. Una persona sana, libre y bien nutrida es altamente probable que provenga de, o propicie a su alrededor, un hogar y comunidades en donde las personas practiquen buenos hábitos de salud y ejercicio, un ambiente igualitario y libre de discriminación, y cuiden de su nutrición.

Aunque el conjunto de personas que comparten una misma vivienda y gasto común se considera como un hogar, una persona que vive sola también constituye uno. En 2015, el INEGI reportó en su Encuesta Intercensal que 30% del total de los hogares en México son dirigidos por una mujer. Hace cinco años la cifra había aumentado 4% respecto a la medición anterior en 2010, por lo que podemos estimar que para 2020 son más de 10 millones de hogares los que tienen jefatura femenina.

Los estudios y cifras recientemente reportados por ONU Mujeres sobre los efectos devastadores en la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres de la pandemia, en su publicación «De la visión a la acción«, hacen un llamado urgente a empoderar a las mujeres para que su participación sea plena en todos los sectores y a todos los niveles de la actividad económica.

El futuro de la economía son las mujeres, su participación activa propicia una mejor calidad de vida a millones de hogares y, como señala Georg Kell, Director Ejecutivo de la Oficina del Pacto Mundial de la ONU, la igualdad es un buen negocio, «ya que la plena participación de las mujeres representa un beneficio para las empresas y, por consiguiente, para todos nosotros«[1].

Un futuro sostenible, próspero y justo será así sólo con la participación de todas y todos. La resiliencia, la inclusión y la igualdad son los valores que nos deja este año tan complicado, y por eso es de vital importancia atender a las evidencias que indican que empoderar a las mujeres es una estrategia que conduce a mejores resultados para las comunidades -como motores de innovación y desarrollo y por ser aún el sector de la población que está mayoritariamente encargado del trabajo doméstico y de cuidados no remunerado-, y para los centros de trabajo -como creadoras de empleo, emprendedoras y empleadas.

Más de un tercio de los hogares de México dependen del desarrollo e incorporación de las mujeres en todas las actividades económicas y sociales. En México, 55.20% de las mujeres encuestadas a finales del año 2020, sueña con ser emprendedora y tener su negocio, mientras 27.60% tiene un negocio y quisiera abrir otro. Los resultados de la Segunda Encuesta Global de Emprendimiento 2020 desarrollada por Herbalife Nutrition nos da a conocer algunos de los retos que enfrentan las mujeres para iniciar su propio negocio, así como sobre los desafíos que tienen en su lugar de trabajo, y este puede ser un excelente punto de partida ahora que tenemos frente a nosotros la gran oportunidad de construir a nuestra sociedad.

Empoderar a las mujeres es una prioridad mundial y en Herbalife Nutrition estamos conscientes y comprometidos de la necesidad de concentrar esfuerzos en materia de igualdad de género, para contribuir a la oferta de posibilidades reales de crecimiento económico para miles de mujeres emprendedoras y seguir presentes ayudando a concretar sus objetivos personales y laborales, que también son los de sus familias y sus comunidades.


[1] https://www.unwomen.org/-/media/headquarters/attachments/sections/library/publications/2011/10/women-s-empowerment-principles_2011_es%20pdf.pdf?la=en&vs=1504

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.