Tratamiento para la Covid-19 muestra reducción de hasta 85% en posibilidad de ingreso hospitalario o mortalidad

●     Es efectivo también para las variantes del virus.

●     El 63% de los pacientes estudiados fueron hispanos o latinos y participaron personas de grupos con mayor riesgo, así como con enfermedades crónicas

Los resultados del estudio Fase III del estudio clínico del anticuerpo monoclonal denominado «VIR-7831» para el tratamiento de COVID-19, desarrollado por GlaxoSmithKline (GSK) y VirBiotechnology, demostraron una reducción de hasta 85% en las hospitalizaciones y mortalidad en pacientes con la enfermedad, además de ser efectivo para las variantes del virus.

Entre los hallazgos, el doctor Sigfrido Rangel, director médico de GSK México, destacó que esto representa una gran esperanza para todo el mundo y para los sistemas de salud, toda vez que se tendrá disponible una monoterapia que ayudará a controlar la enfermedad y no llegar a estadios severos.

«En GSK estamos comprometidos en buscar soluciones de salud que ayuden a combatir el COVID-19. Nuestra respuesta ante la pandemia ha sido una de las más amplias de la industria y a pesar del progreso significativo en las vacunas, sigue existiendo una necesidad urgente de que los pacientes tengan alternativas terapéuticas que ayuden a prevenir las consecuencias del COVID-19», apuntó.

Rangel Frausto agregó que, entre los pacientes estudiados, el 63% eran hispanos o latinos y el 7% eran negros o afroamericanos. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), dichas poblaciones tienen aproximadamente tres veces más probabilidades de ser hospitalizadas y aproximadamente dos veces más probabilidades de morir de COVID-19.

Sobre el estudio, también se detalló que participaron personas de 18 a 54 años que se encuentran en grupos de mayor riesgo con enfermedades crónicas, obesidad o edad avanzada, con la finalidad de prevenir que se agravara la enfermedad. Además, este anticuerpo monoclonal se une a una región muy conservadora de la proteína spike del virus, lo que mantiene la efectividad contra las variantes actuales que circulan alrededor del mundo, como las de Reino Unido, Sudáfrica y Brasil.

«Continuamos trabajando de la mano con nuestros socios comerciales e instituciones, aprovechando nuestra experiencia científica y tecnología para marcar la diferencia, y así desarrollar más soluciones de manera rápida y segura», dijo el doctor Rangel y agregó que el objetivo de GSK es «crear terapias innovadoras, ofrecer cuidado y atención de las personas para mejorar su calidad de vida para que puedan hacer más, sentirse mejor y vivir más tiempo».

Finalmente, expuso que ante los alentadores resultados de los ensayos clínicos Fase 3, VirBiotecnhnology y GSK planean enviar una solicitud de autorización de uso de emergencia a la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los EUA, además de que buscan obtener autorizaciones en otros países.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.